Mi?rcoles, 17 de diciembre de 2008

Una juez afirma que el SAS vulneró la libertad de expresión en el caso Puerta

La sentencia anula la sanción impuesta a una doctora por el programa 'La Noria'

Diario de Sevilla

 

El juzgado de lo Contencioso-Administrativo número dos de Sevilla sentencia que el Servicio Andaluz de Salud (SAS) vulneró el derecho a la libertad de expresión de una facultativa, M. I. G., que fue sancionada por criticar en televisión el sistema de Urgencias tras la muerte del futbolista Antonio Puerta. El fallo anula la sanción de cuatro meses de suspensión que impuso la Junta de Andalucía a M. I. G. por una supuesta falta disciplinaria grave.

La juez argumenta que la doctora "no transgredió los límites en el ejercicio de su derecho a la libertad de expresión porque ni puso en entredicho la labor de sus compañeros, subordinados, superiores, ni usó expresiones descorteses hacia éstos ni hacia los usuarios".

La sentencia explica que las declaraciones de M. I. G., que emitió Telecinco sobre las Urgencias en Andalucía, tales como "que están hechas un desastre" no son "irrespetuosas", sino que se limitan a "efectuar una crítica en la atención dispensada a los ciudadanos". Al no tratarse de "expresiones formalmente irrespetuosas hacia personas concretas", la juez considera "que ha habido una vulneración del derecho a la libertad de expresión" en la sanción que impuso el SAS a la doctora.

El tribunal además expone que las manifestaciones que emitió Telecinco pusieron de manifiesto "un clima crispado del personal tanto médico como sanitario sobre la situación del servicio de Urgencias en dicho centro hospitalario [Virgen del Rocío] lo cual, al parecer, venían denunciando con concentraciones cada semana en la puerta".

Esta decisión judicial resuelve, en primera instancia, el expediente disciplinario que inició el SAS contra la facultativa por participar en el polémico programa La Noria (Telecinco, 29 de septiembre y 6 de octubre de 2007), sobre la atención urgente que recibió el futbolista al desfallecer en el campo de juego. Tras las emisiones de televisión, el Servicio Andaluz de Salud expedientó a los cuatro médicos que participaron en el programa por las polémicas críticas al sistema andaluz de Urgencias. Otros tres galenos que también fueron captados por las cámaras de Telecinco permanecen a la espera de una decisión judicial por las sanciones que afrontan.

 

El polémico proceso comenzó tras el fatal desenlace que sufrió el jugador sevillista en el campo de fútbol durante la celebración de un partido entre su equipo y el Getafe, el 27 de agosto de 2007. Como consecuencia de las declaraciones en la televisión de ámbito estatal, el SAS expedientó a los cuatro médicos y suspendió de manera cautelar a tres de ellos. Las medidas cautelares fueron levantadas posteriormente y la consideración de la falta pasó de ser muy grave a grave. Ahora la Justicia da la razón a una facultativa y restituye su derecho a la libertad de expresión.

 

Tambien en 20  minutos, el confidencial, expansión, ABC, El PAÍS


A nuestros compañeros deberiamos hacerles un monumento en la puerta del HHUUVVRRR, gracias a su lucha y sufrimiento hoy somos algo más libres que ayer.




Publicado por medicinanuclear @ 22:58  | SALUD Y CONSUMO
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios