Mi?rcoles, 14 de enero de 2009

 

Si el mentir fuese delito, la portavoz del Ayuntamiento de Sevilla, Maribel Montaño, tendría que ingresar  en la cárcel.

Ya mintió cuando dijo que se iba a restaurar  la balaustrada de la plaza de España con “remanentes de presupuestos de años anteriores” cuando eso es ilegal. Y ahora nos dice respecto a la obra del mercado de la Encarnación, que la obra sufran un retraso porque

 «la enorme complejidad de la obra», pues está «ejecutada a niveles diferentes».

 

Mentirosa y con mala fe es Vd., señora Montaño. Podrá engañar a quien no conoce la ejecución de proyectos, pero no a quien escribe este artículo. Un proyecto de ejecución tiene cuatro apartados

 

  • Memoria,
  • Planos
  • Pliego de especificaciones técnicas y
  • Mediciones y Presupuesto

 

En la redacción de un proyecto está todo medido y calculado y, entre otras cosas hay un cronograma de obra que nos indica las diferentes fases o hitos del proyecto y su duración en el tiempo. Además el proyecto ha de ser, según el tipo que sea, visado por el colegio oficial correspondiente y los organismos de la administraciones pertinentes.

 

Si el proyecto sufre algún cambio que afecta a lo redactado en uno de los cuatro apartados anteriormente descritos hay que presentar lo que se llama un “reformado de proyecto” y, en muchos casos volver a pedir autorización en los organismos competentes.

 

Que sepamos, Vd no ha presentado ningún documento que demuestre el por que se retrasa la obra y mientras no lo haga suponemos que Vd miente.

 

Váyase a su casa y dejemos en paz. Y al PP un ruego: Denuncie a esta sujeta.

 

 

………………………………………………………………………………………………............................................................................................................................

El Ayuntamiento no explica el retraso de la Encarnación y ya se plantea abrirla por fases

JUAN J. BORRERO. SEVILLA

Actualizado Miércoles, 14-01-09 a las 10:46

La imposibilidad de inaugurar este año la reurbanización integral de la plaza de la Encarnación debido al nuevo retraso de las obras, del que ayer informó ABC, ha obligado al Ayuntamiento a solicitar a la concesionaria de las obras, Sacyr, que programe un calendario de aperturas parciales del proyecto sin esperar a que concluyan las obras de la cubierta.

El propio alcalde reconocía ayer en el transcurso de una entrevista concedida a Canal Sur Radio que ha solicitado a la concesionaria un replanteamiento del plan de obras para que pueda abrir por fases, sin esperar al final, el mercado, el museo y una parte del parasol, si bien especificó que no se plantea una modificación del proyecto de Jurgen Mayer que resultó ganador del concurso de ideas.

Según el alcalde, ha habido que convencer a la empresa, «porque esto no es fácil, pues no se está hablando de una obra en medio del campo o en una nave en un polígono, sino obras de primera magnitud en pleno centro de la ciudad con una arquitectura de vanguardia, un proyecto atrevido y osado —dijo— para una zona del casco histórico que necesitaba un revulsivo».

Fuentes de la dirección de la empresa confirmaron ayer a ABC que la apertura de la obra por fases será factible una vez finalicen los trabajos en altura de la primera parte de la cubierta, que afecta a los cuatro primeros parasoles, pero especificaron que se haría respetando en todo momento el proyecto original de Jurgen Mayer. Para hacer realidad el nuevo plan de obras se tendrá en cuenta la seguridad, un aspecto que ya utilizó el Ayuntamiento para justificar el lento discurrir de la obra. Se tendrá igualmente en cuenta, aseguran las mismas fuentes de la empresa, «el mayor respeto a la ciudadanía para evitar molestias».

El modelo Alameda

Así las cosas, con más de tres meses de retraso, sumados al acumulado de dos años, y sin nueva fecha prevista para finalizar completamente las obras, el Gobierno municipal opta por el modelo de la Alameda, abrir las obras sin que éstas estén finalizadas para evitar el desgaste político. En aquella se utilizó una fecha preelectoral para que «los ciudadanos la hicieran suya progresivamente» y así abrió parcialmente una obra que necesitó dos costosos reformados y acumuló un retraso de año y medio hasta su reciente inauguración. Una apertura oficial en la que era evidente el desgaste de algunos elementos de la obra, como la zona de rodadura y determinados detalles del mobiliario urbano, con síntomas del continuado uso público, antes de la recepción final de las obras. A pesar de todo ello, el Ayuntamiento renunció a su derecho a exigir contraprestaciones por el retraso a la constructora.

Nuevo cronograma

Tras la información ofrecida ayer por ABC, Ayuntamiento y empresa reconocieron que se encuentran negociando un nuevo cronograma de las obras, sin que ninguna de las partes se atreva a dar otras fechas para el «disfrute de las obras por los ciudadanos».

Sánchez Monteseirín admitió ayer que el proyecto sufre «un nuevo retraso», sin especificar los motivos concretos que lo han causado.

La portavoz del Gobierno, Maribel Montaño, reiteró ayer que la causa del retraso es «la enorme complejidad de la obra», pues está «ejecutada a niveles diferentes». Para Montaño una obra de este tipo «es muy difícil de hacer».

Se estima por tanto que ni el autor del proyecto, ni el Ayuntamiento ni la concesionaria tuvieron en consideración este aspecto a la hora de plantear el plazo de ejecución, un asunto que no es baladí pues este plazo condiciona la relación contractual de promotor y contratista a efectos de liquidación del presupuesto al final del proyecto.

La portavoz del Gobierno volvió a justificar los retrasos de la obra en la «complejidad» de la misma, algo que se conoce desde la redacción del proyecto

En virtud de los plazos que el propio alcalde mantenía en 2008, la obra debería estar finalizada en el último trimestre de 2009. El nuevo retraso que ahora se calcula en unos tres meses, según el cronograma que se revisa, hace imposible tener finalizada la obra este año. Es más, hasta ahora la finalización completa del parasol estaba fijada para agosto.

La empresa concesionaria descarta la existencia de diferencias de criterio con la dirección técnica. Fuentes de la dirección de Sacyr aseguraron que la alemana Finnforest Merk sigue preparando madera para continuar con la colocación de parasoles, aunque no especificó la fecha de llegada de nuevas partidas de pino. Las mismas fuentes aseguran que en la colocación del tronco de los dos primeros parasoles han agotado prácticamente la madera que llegó en la primera partida a Sevilla.

No quisieron sin embargo entrar a valorar la incidencia que el retraso y la reforma del plan de obras tendrá sobre el presupuesto.

Maribel Montaño sí pidió disculpas en nombre del Gobierno municipal por los retrasos a los ciudadanos que «sabrán disculparnos —dijo— porque por fin tenemos y tocamos con los dedos proyectos de enorme importancia».

http://abcdesevilla.es/20090114/sevilla-actualidad/ayuntamiento-explica-retraso-encarnacion-200901140049.html


Publicado por Moebiussss @ 15:54
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios