Domingo, 16 de marzo de 2008

"Se coarta la legítima libertad de expresión"

24/02/2008

"Creo que, según los hechos, difícilmente se pueden considerar un atentado a la intimidad del futbolista fallecido las opiniones vertidas por los médicos amenazados por una sanción que a priori resulta no sólo desproporcionada, sino injustificada. El derecho a la libertad de expresión consagrado en nuestra Constitución no es un derecho absoluto y carente de límites. Pero sólo puede ser restringido por motivos tasados en la propia Constitución, y de acuerdo con lo que dispongan las leyes. En todo caso, estas normas limitadoras de la libertad de expresión, al igual que su aplicación por los poderes públicos, no pueden vulnerar el contenido esencial de este derecho fundamental. La intimidad es uno de esos límites marcados por nuestra norma fundamental, pero no creo que se haya producido una intromisión en la privacidad del futbolista fallecido, ni parece que se haya vulnerado su dignidad personal al revelarse aquellas informaciones. Más bien todo apunta a una aplicación excesivamente rigurosa de normas reglamentarias, que llega a coartar la legítima libertad de expresión de unos profesionales con derecho a ejercer la crítica sin censuras inaceptables desde un punto de vista constitucional".

© Diario EL PAÍS S.L. - Miguel Yuste 40 - 28037 Madrid [España] - Tel. 91 337 8200

© Prisacom S.A. - Ribera del Sena, S/N - Edificio APOT - Madrid [España] - Tel. 91 353 7900

 


Publicado por medicinanuclear @ 1:37
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios