Jueves, 03 de julio de 2008


El oficial mayor del Ayuntamiento denuncia irregularidades en los contratos

enlace a la noticia

El oficial mayor del Ayuntamiento de Sevilla, Isidro Nicolás Fernández-Pacheco, ha cuestionado en reiteradas ocasiones la legalidad de las contrataciones que el delegado de Deportes, Francisco Manuel Silva, ha realizado en el Instituto Municipal de Deportes (IMD), donde él ocupó el cargo de Secretario y del que fue apartado 'como medida represora' por el propio Silva, según denunció ayer CSI-Csif, que acusó al delegado de mantener una 'gestión de acoso' contra Fernández-Pacheco.

Éste puso de manifiesto actuaciones del IMD relacionadas con las ofertas de empleo 'que conculcaban los principios de igualdad, mérito y capacidad para el acceso a un empleo público', lo que le costó su puesto.


Pasó entonces al Ayuntamiento como oficial mayor y allí ha vuelto a detectar irregularidades en los procesos de contratación. En esta ocasión incluso ha presentado un recurso de reposición contra un acuerdo de la Junta de Gobierno del 13 de diciembre por el que se determina que el puesto de secretario general de Ayuntamiento será de libre designación, cuando el cargo ni siquiera debe existir.

 

El recurso argumenta, al amparo de la Ley de Modernización del Gobierno Local, que el puesto de secretario general del Ayuntamiento ha sido suprimido en las grandes poblaciones, categoría a la que responde Sevilla.

Y nuevamente la denuncia Fernández-Pacheco ha tenido consecuencias, pues el sindicato de funcionarios denunció ayer que el delegado de Deportes ha mandado retirar el mobiliario de su despacho, así como el material de oficina aprovechando que estaba ausente. 'Parece que Lolo Silva le ha tomado el gusto a defenestrar funcionarios de sus puestos de trabajo', mantuvo CSI-Csif que consideró esta actuación 'un atentado contra la dignidad de los empleados municipales' y advirtió que 'vamos a denunciar las actitudes dictatoriales que denigran el derecho de todos los trabajadores a desarrollar sus funciones con la dignidad que su puesto conlleva'. Este episodio sale a la luz tras conocerse la sentencia que condena a Silva por su actuación en el caso de la cubierta que se uso en el Estadio Olímpico y que desapareció tras la celebración de la Copa Davis.

 

Entonces Silva cargó con la responsabilidad al jefe de Obras y Servicios del IMD, José Luis Pardillos, que tendrá que ser readmitido en el mismo puesto del que fue degradado y habrá que pagarle lo que ha dejado de ganar. La sentencia aprecia en la actuación del delegado de Deportes 'el vicio de la desviación de poder' por utilizar ilegalmente su cargo y la 'potestad administrativa' que éste le confiere para cesar al funcionario.


Es muy triste que los profesionales que quieren mantenerse independientes de presiones políticas se vean tan solos....


Publicado por medicinanuclear @ 23:28  | ALCALDE
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios