Jueves, 31 de julio de 2008


 

ABC  SEVILLA

 

El portavoz del PP en el Ayuntamiento de Sevilla, Juan Ignacio Zoido, exigió ayer al gobierno municipal la reurbanización completa de la barriada de Pineda y un microbús que la conecte con el resto del distrito.

Tras visitar el barrio, Zoido criticó que hay «mucho dinero para los altos cargos y poco para los barrios» y señaló que la citada barriada es «un claro ejemplo de la gestión del alcalde, Alfredo Sánchez Monteseirín, al frente de la ciudad, porque Pineda es un barrio abandonado a su suerte».

«La barriada de Pineda no es que tenga muchos problemas, como ocurre en la mayoría de los barrios de Sevilla, es que está sufriendo una dejadez irresponsable por parte del alcalde, que la ha llevado a una situación crítica y que está haciendo la vida imposible a los vecinos», lamentó.

Así, concretó que la barriada «no está correctamente urbanizada, el alumbrado público es deficiente, las calles están sucias, existe inseguridad ciudadana y el transporte público es deficiente», pese a lo cual «a Monteseirín todo esto le da exactamente igual».

De este modo, explicó que Pineda «carece completamente de infraestructuras, el acerado está roto y en algunos tramos del mismo es casi inexistente», por lo que consideró que «hace falta que se asfalte la calzada para que puedan circular los vehículos, ya que está llena de agujeros».

Además, señaló la necesidad de arreglar «urgentemente el alcantarillado para que no se inunden las calles cuando llueve, como ocurre en la actualidad, formándose charcos de grandes dimensiones» y calificó de «tercermundista» el alumbrado, ya que «pusieron unos postes de madera que hacen las funciones de farolas».

En cuanto al servicio de limpieza, apuntó que «es casi inexistente, los vecinos necesitan que se limpien las calles de forma regular, porque ellos pagan sus impuestos igual que cualquier otro barrio de Sevilla».

En esta línea, resaltó como «otro de los grandes problemas de Pineda» el solar que está junto a la carretera de la Avenida de Jerez, que «está abandonado, lleno de jaramagos y por el que tienen que pasar diariamente los vecinos entre ratas y grandes charcos de agua para salir a la carretera», con el consiguiente «riesgo de incendio en verano».

«Muchos vecinos tienen que andar una distancia de unos 30 metros a ambos lados para cruzar al barrio de Los Bermejales, ya que no tienen un semáforo o un paso de peatones sobreelevado que ralentice la velocidad de los vehículos a la altura de su edificio», manifestó Zoido, quien insistió en que «estos vecinos cruzan por esta zona, atravesando el solar, poniendo sus vidas en peligro». Además, recordó que los vecinos están solicitando la colocación de un semáforo desde hace dos años, cuando una niña resultó gravemente herida como consecuencia de un atropello, por escrito y de palabra, pero hasta el momento no han respondido y la pasada semana se produjeron dos atropellos. Con respecto al autobús, aclaró que «la parada de autobús que existe actualmente se encuentra a una distancia de unos 30 metros y en el edificio viven personas mayores a las que se les hace difícil llegar a la misma, especialmente en invierno».

«A todo esto tenemos que añadir la inseguridad, la desprotección que tienen los vecinos de Pineda ante la falta de policías», añadió Zoido, quien solicitará la creación de una línea circular de microbús, con base en el antiguo Hospital Militar, que conecte Pineda con el resto de los barrios.

También pedirá que se realice un estudio para que se articule una limitación de velocidad, bien mediante un semáforo u otro sistema, de forma que «los vecinos puedan cruzar sin que tengan que desplazarse a larga distancia y que sus vidas no corran peligro de accidente». «Le quiero decir a Monteseirín que Pineda también es Sevilla», agregó.


Publicado por medicinanuclear @ 20:30  | Distritos
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios