Martes, 19 de agosto de 2008



JOSÉ LUIS SANTAMARÍA MIFSUT

 

 

DE todo el mundo es conocido los tremendos ajustes presupuestarios que esta sufriendo la Sanidad Publica Andaluza con enormes restricciones en las contrataciones, cierre de camas hospitalarias que llegan al 20% de las camas totales y de las Unidades de Cuidados Intensivos, retirada de emolumentos en el personal sanitario, que en algunos casos llega al 10% de un sueldo ya por si escaso, en actividades de promoción de la salud en Atención Primaria y todo ello sin tener cubiertos programas tan básicos como tiempos de lista de espera en patología neoplásica incumplidos, servicios de Urgencias saturados e insuficientemente dotados según la valoración de los sanitarios implicados y con dictámenes del Defensor del Pueblo aplastantes, servicios de cuidados paliativos no instaurados con una gran cantidad de pacientes no cubiertos y que sus tratamientos los tienen que asumir servicios no dotados ni preparados.., y un largo etcétera.


En estos momentos tan críticos y en el que los profesionales que trabajamos en el sistema intuimos que debería haber un consenso político para reestructurar y reorganizar el Sistema Sanitario Público, nos sale la consejera de Salud con nuevas posibles prestaciones que, teniendo un moderado impacto mediático. abarcan sin presupuesto previo ni consenso político, núcleos poblacionales pequeños y de escasa significancia.

Medicación gratuita para los niños menores de 1 año (¿y por qué no hasta los de 2 años?), salud bucodental gratuita para las embarazadas (¿y por qué no para los pacientes afectados de patología cardíaca que sí es un núcleo poblacional grave y prioritario?), soluciones estéticas para la lipodistrofia de los pacientes con VIH, (¿y por qué no cirugía estética para pacientes afectados de otras patologías severas y deformantes y que actualmente no se cubren?)

Por todo esto y mucho más: ¿A qué están jugando desde la Consejería de Salud?

Nos dirán que no juegan a nada, que las previsiones que hacen están muy valoradas y presupuestadas; pero lo cierto es que nuestro sistema de salud, admirado y valorado por la población andaluza y envidiado por otros sistemas sanitarios españoles e internacionales, está en plena crisis presupuestaria lo cual nos preocupa enormemente a todos los sanitarios que trabajamos en él, que creemos en un sistema público de salud que hasta hace poco tiempo era modélico y que pensamos podría seguir siéndolo y por lo tanto le decimos a la señora consejera de Salud que no se invente más noticias populistas e intente reestructurar nuestro sistema sanitario antes que lo que tenemos se pierda y añoremos lo que hemos tenido anteriormente.


Publicado por medicinanuclear @ 17:29  | SALUD Y CONSUMO
Comentarios (1)  | Enviar
Comentarios
Publicado por Invitado
Domingo, 31 de agosto de 2008 | 23:40
El pueblo andal? ha demostrao que es el mas sano del mundo y no necesita ni tantos m?dicos ni tantas camas ni tantos hospitales, por ahora con las fiestas, subvenciones y PER lo que pueda pas?, no ha ido de pm.