Mi?rcoles, 03 de diciembre de 2008



La cúpula de Barceló se desmorona y la ONU intenta ocultarlo


(Libertad Digital)
Lo que algunos llamaban pomposamente la "capilla sixtina del siglo XXI" ya se está cayendo a trozos sólo una semanas después de su inauguración. Así lo desvela el periodista Juan Gasparini en una publicación editada en Ginebra especializada en la información sobre derechos humanos y la ONU. Se publica online en inglés y francés con la cabecera La Tribuna de los Derechos Humanos.

La obra del Miquel Barceló –uno de los siniestros artistas de la ceja– ha costado la friolera de 20 millones de euros. El gobierno utilizó 8 millones de los contribuyentes para financiarlo e, incluso, destinó medio millón de euros de fondos destinados a ayudar a los países pobres, "y esto en nombre del multilateralismo", remarca Gasparini.

El periodista comienza su información de la siguiente forma: "Catástrofe en el Palacio de las Naciones en Ginebra, ¡el cielo se nos derrumba sobre la cabeza! Una parte del grandioso fresco del techo de la sala de los derechos humanos en la ONU se hundió ayer –este martes–, apenas algunos días después de su inauguración", según fuentes diplomáticas de toda solvencia.

Gasparini remarca además que "la ONU intenta evitar que el asunto se divulgue. Las puertas con cristales de la sala XX del Palacio de las Naciones han sido recubiertas y se ha prohibido la entrada. Otras partes de la cúpula estarían despegándose, según estas mismas fuentes". El periódico remarca además la "gran pompa" con la que fue inaugurada la cúpula y recurda la presencia del rey Juan Carlos y el secretario general de las Naciones Unidas, Ban ki-Monn, "sin olvidar una delegación de alto rango del gobierno Zapatero".

Asimismo en la información se explica que "la renovación lujosa de la sala es un donativo de España" y se detalla que de los 20 millones de euros que ha costado, el Gobierno ha destinado la friolera de 8 millones de euros de todos los españoles para semejante fin. En este sentido, Gasparini hace hincapié en que "ni el Gobierno, ni el artista quisieron revelar el importe de sus honorarios. Pero fuentes del Palacio de las Naciones indican que Barceló habría cobrado 6 millones de Euros. Durante su larga estancia en Ginebra, el artista disponía además de una casa en Cologny (una urbanización ginebrina donde residen algunas de las fortunas más grandes del cantón). La vivienda costaría unos 15.000 francos suizos –unos 10.000 eurosal mes, sin contar los honorarios del cocinero francés contratado especialmente para él".

En la Tribuna de los Derechos Humanos explican que "si España quiso mejorar su imagen con este asunto, corre el peligro de convertirse en un fracaso". "Interrogada sobre el hundimiento de la cúpula –continúa Gasparini– Elena Ponomareva, encargada de la información de la ONU niega todo incidente pero reconoce que se están realizando trabajos en la sala XX ".

 Según esta información, el Palacio de las Naciones en Ginebra "parece estar en una carrera contra el reloj para reparar los daños, porque el 12 de diciembre se efectuará la segunda inauguración oficial con motivo del 60 aniversario de la Declaración universal de los derechos humanos. Y estará presente el Secretario general de las Naciones Unidas, Ban Ki-moon". Y concluye Gasparini: "¡Dios quiera  que el fresco no le caiga en la cabeza!"


COMO SIEMPRE TODO LO HACEN LOS "AMIGUETES " (POR CIERTO BASTANTE PIJOS) ASÍ NOS LUCE EL PELO.....


Publicado por medicinanuclear @ 21:41  | CAMPA?A
Comentarios (2)  | Enviar
Comentarios
Publicado por Invitado
Jueves, 04 de diciembre de 2008 | 6:17
jaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaal
Publicado por Invitado
Jueves, 04 de diciembre de 2008 | 6:19
La gente queda perpleja
Con los miembros ( y las miembras) de la ceja