Jueves, 26 de febrero de 2009




Mentir es algo muy feo. Y cuando quien lo hace es una gestor de lo público como Rosamar Prieto, concejala de fiestas mayores del Ayto de Sevilla es aun mas feo. Porque el que esta ciudadana haya llegado al cargo que ostenta no le da pie para mentir. Y los ciudadanos no somos tontos. La foto expuesta está hecha hoy jueves 23 de febrero y muestra que las bombillas que se están instalando  en la Feria son las de toda la vida y no las de bajo consumo.
Si Rosamar Prieto tuviese un poco de dignidad y de vergüenza ya sabe lo que tendía que hacer: irse a su casa por MENTIROSA.

Publicado por Moebiussss @ 14:38
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios