Martes, 07 de abril de 2009


Parece ser que los barandas del pseudometro toman a los sevillanos por tontos. Porque justificar como han hecho el no ampliar la capacidad de los trenes de este cercanías de 200 a 400 pasajeos porque el tiempo de espera se duplicaría y por razones de seguridad para evitar la aglomeración de personas es una soberana estupidez. Veamos:

 

1.    Si el tren es doble de largo tiene el doble de puertas luego el tiempo de entrar los pasajeros y salir sería el mismo. Uno tiene la suerte de no tener fracaso escolar y haber acabado los estudios, se da cuenta.

2.    Si los andenes son tan largos y las escaleras de acceso tan amplias es porque ya se habían diseñado para trenes de 400 pasajeros o mas.

3.    Si los trenes de 400 pasajeros fuesen peligrosos el Ministerio de Transportes no hubiera dado la licencia de funcionamiento. Vamos que ni siquiera hubieran aprobado la redacción del proyecto ( el papel).

4.    ¿Por qué en Madrid, “desde siempre” en su metro, usan trenes largos, sobre todo en horas  punta y no ocurre nada?.

 

 

Yo sospecho que la no ampliación se debe a dos razones:

 

1.    Problemas de funcionamiento, nunca explicados, que originaron en retraso en la inauguración del metro y que han producido a los cinco días de la inauguración la primera gran avería con una interrupción del servicio de dos horas.

2.    No hay suficientes vagones porque el dinero se empleó en otras CC.AA. para otros fines.

----------------------------------------------------------------------

 

http://www.diariodesevilla.es/article/sevilla/394405/metro/descarta/utilizar/trenes/dobles/para/evitar/colapso/semana/santa.html

El Metro descarta utilizar trenes dobles para evitar el colapso en Semana Santa

Unir dos vehículos permitiría transportar 400 viajeros de una vez, en lugar de 200 · La concesionaria y la Junta rechazan la opción por seguridad y porque los trenes tardarían ocho minutos en pasar

A. S. AMENEIRO | ACTUALIZADO 07.04.2009 - 05:03



Pese a la cifra record de 61.535 viajeros que colapsó el Domingo de Ramos las estaciones y trenes de la línea 1 -la avalancha se repitió el día de la inauguración- la concesionaria del Metro de Sevilla y la propia Junta de Andalucía descartan poner trenes dobles (dos vehículos unidos) con capacidad para cargar muchos más pasajeros de una vez (400 en lugar de los 200 actuales) con el argumento de que con esta combinación los usuarios tendrían que esperar en los andenes el doble de tiempo que ahora: ocho minutos en lugar de los cuatro minutos actuales, y que restaría trenes al resto de estaciones con menos demanda. 

El segundo argumento en contra de los trenes dobles es el miedo a la aglomeración de 400 viajeros entrando y saliendo de una tacada en los andenes. Según Ferrocarriles de la Junta, "los trenes dobles están bien para un partido de fútbol o un concierto donde haya que trasladar viajeros entre dos puntos muy concretos e intervenir sólo en esos dos puntos". En el caso de la Semana Santa, el movimiento de viajeros se da en varias horas y al menos en seis estaciones, ya que el colapso está siendo monumental en las del Aljarafe y Montequinto (Ciudad Expo y Condequinto), y en las cuatro de la capital, sobre todo las centrales del Prado y la Plaza de Cuba. 

En definitiva, que las empresas explotadoras y la Administración prefieren dar prioridad al paso frecuente de los trenes que a su capacidad, pero la realidad es que los trenes actuales de 31 metros de longitud son insuficientes para trasladar desde las estaciones a los miles de usuarios que las llenan en las horas claves para la salida y entrada de las cofradías. Dos trenes juntos elevarían a 62 metros la longitud del vehículo, una medida más acorde con el tamaño de los metros de otras capitales tales como Valencia y Bilbao. 

El problema de la línea 1 de Sevilla es que cuenta con pocos trenes para hacer combinaciones cuando la demanda de dispara, como sucede en estas fiestas y aún peor será en la semana de la Feria de Abril. La opción de los trenes dobles reduciría a siete el paso de vehículos de la línea, ya que sólo hay 14 en servicio para combinar. Los tres vehículos restantes (hasta los completar la flota de 17) se quedan en las cocheras y talleres como reserva para cubrir posibles averías o incidencias. 

Según Ferrocarriles Andaluces, el organismo público de la Junta que controla este transporte en concesión, hay tres soluciones que se están aplicando desde el Domingo de Ramos para solventar la avalancha de viajeros en las estaciones y trenes. La primera consiste en poner en servicio dos trenes más como máximo (hasta completar los 16) para que sólo atiendan las estaciones con exceso de viajeros.

La segunda solución implica regular el paso por los tornos de entrada y salida, aumentando los puntos que requieran más demanda. Esta vía se activa desde el puesto de control central de la línea, que conoce la cantidad exacta de viajeros que va a llegar a una estación y, en caso de ser masiva, activa más puntos de salida de la estación que de entrada. Y al contrario. La tercera solución, limitar cada cinco minutos los accesos de público a la estación, de forma que sólo se permita la entrada a los andenes cuando se hayan vaciado de público.

La Administración andaluza considera normal las avalanchas de público en estas fechas y compara la situación con el uso masivo de las lanzaderas de Tussam en Feria. La clave, probablemente, es que Tussam tiene más experiencia en la organización de miles de viajeros en sus paradas centrales durante la Feria, por ejemplo, y logra que el resultado no sea caótico, algo que le falta hasta ahora a Metro de Sevilla.

De cara a la Feria, Ferrocarriles espera que la entrada y salida de viajeros se diluya más a lo largo de cada día porque no hay horas tan concretas de uso como en Semana Santa para ver determinadas cofradías.

 


Publicado por Moebiussss @ 22:50
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios